Desde La Butaca

La Gran Liga Mexicana de Béisbol

Dos años atrás en una interesante plática “whatsapera” con nuestro amigo Jesús García de Culiacán, una cosa llevo a otra y de repente estábamos hablando de una liga de Béisbol que aglutinara a las mejores plazas de la Liga Mexicana de Béisbol y la Liga Mexicana del Pacifico. Déjenme decirles que aunque fue a altas horas de la noche, su servidor se encontraba en completo estado de sobriedad...más no me consta que el buen Chuy estuviera en su sano juicio.



Por un momento nuestra imaginación voló y en un ratito ya teníamos organizada la Gran Liga Mexicana de Béisbol En fin, fue tan solo un supuesto y ahí quedo.


Lo interesante es que en los últimos meses, de diferentes maneras, se ha venido manejando que en un futuro, el Béisbol Mexicano estaría destinado a tener una Gran Liga Nacional. Incluso han surgido temas que indican que el nuevo dirigente de LMB Javier Salinas quién entrara en funciones el año próximo tiene en mente dividir la Liga y jugarla en 2 torneos como se hace en el Futbol Soccer y lo más intrépido: Adherir plazas de LMP. Si lo pensamos detenidamente, la idea de unificar los principales circuitos mexicanos no es tan descabellada pero si “harto” difícil llevarla a cabo.


En algunas plazas de LMB los estadios están en malas condiciones, esto aunado a que cuentan con rosters limitados, dan como resultado asistencias paupérrimas. Mucho se dice que 16 franquicias son un exceso y aunque se reconoce el esfuerzo, el mantenimiento y operatividad de algunos clubes está bastante comprometido, teniendo que recurrir en ocasiones a la ayuda gubernamental, la cual suele ser pasajera y/o cuestionada.


Por su parte la Liga Mexicana del Pacifico muestra otro comportamiento, con avances notables en infraestructura, asistencias, difusión y espectáculo, sin embargo algunos clubes se están rezagando en infraestructura e ingresos, y luego del éxito de Guadalajara otras grandes ciudades han mostrado interés por integrarse. Si esto no cambia, la presión para algunos equipos, además de la tentación de las directivas de obtener sumas millonarias por venta de franquicia, será elevada y corren el riesgo de cambiar de sede y desaparecer.


Habría que viajar el futuro para saber lo que nos depara, a lo mejor no nos toca verlo, pero insistimos, a largo plazo una fusión entre la LMB y LMP no parece una locura, sino más bien una interesante opción.


Condiciones


Crear una nueva liga sería una labor titánica que marcaría el rumbo de nuestro Béisbol. Entre tantas incógnitas la designación de plazas, elaboración de rosters y repartición de peloteros, calendario, sistema de competencia y el consejo directivo surgen como un gran escollo.


Plazas


En este sentido lo difícil es decidir cuales no entran en el proyecto, por lógica las históricas, con mejores instalaciones, patrocinios y asistencias se quedarían. En esta nuevo circuito no existiría la multipropiedad.


Rosters


No se nos ocurre otra opción más que en megadraft ¿Se imaginan el impacto de realizar un Draft donde todos los peloteros mexicanos y de doble nacionalidad estén disponibles para ser tomados en turnos por los equipos participantes? Equipos con el mismo nombre pero con rosters diferentes a los que nos tienen acostumbrados.


Calendario


Crear un rol no tan corto como LMP y no tan largo como LMB, el cual podría ser de 96 juegos iniciando el 15 de agosto y terminando el 30 de diciembre; playoffs se disputarían en enero.


Sistema de Competencia


16 equipos divididos en Norte y Sur y con juegos interzonas como en LMB, y a dos vueltas con borrón y cuenta nueva como en LMP. Mantener los puntitos ya que son emocionantes y permiten que las posibilidades de calificar perduren hasta el último día. ¿Cuentos entran a playoffs? Los que se consideren, pero sin mejor perdedor. Al final el campeón representa a México en la Serie del Caribe.


Récords y Estadística


Una liga empezando de cero daría la oportunidad de implantar nuevas marcas imposibles de alcanzar hoy en día. Además cada temporada se estarían amenazando o superando nuevos récords generando bastante interés en el aficionado y motivación al pelotero. Empezar a llevar un registro digitalizado de estadísticas tipo Grandes Ligas.


Unión de Jugadores


Aprovechando los nuevos tiempos, al pelotero habría que brindarle la oportunidad de integrarse en una asociación que vigile sus derechos y lo ayude a obtener contratos que les garanticen más estabilidad y seguridad.


Venta a MLB


Mediante el patrocinio de Academias donde se desarrolla el talento como lo ha venido haciendo LMB, ahora todos los clubes tendrían la capacidad de vender jugadores a las organizaciones ligamayoristas.


Difusión y Patrocinios


Una Gran Liga Mexicana con las mejores plazas y con una difusión a nivel nacional en medios electrónicos, generaría un “boom” y seguramente los patrocinios serían espectaculares.


Ligas Alternas y Desarrollo


Podemos vernos insensibles al hablar de dejar fuera plazas tradicionales de nuestro Béisbol, pero esto podría retribuirse con Ligas Regionales en las cuales los gastos operativos sean menores, con viajes más cercanos, menos extranjeros y rol más corto. Por ejemplo la Liga del Sureste con Veracruz, Tabasco, Campeche, Chiapas y hasta Oaxaca. Por otro lado la Liga Norte de México podría cambiar plazas o expandirse introduciendo a Guaymas, Empalme y Guasave, incluso Navojoa o Los Mochis. Estas ligas tendrían excelente nivel ya que jugadores jóvenes, establecidos y estelares las conformarían con un calendario tentativo de Marzo a Junio. Al final se podría jugar un Campeón de Campeones. Por su parte, el jugador tendría trabajo prácticamente todo el año. Todo esto sin dejar de lado una liga de desarrollo y rehabilitación que bien se podría establecer en el centro del País con plazas como León, Durango, Tepic, Aguascalientes y otras.


Conclusiones


No nos confundamos, lo antes expuesto es solo un ejercicio de un supuesto, en el mundo real y actual, es bastante complicado que los intereses de ambas ligas confluyan por el mismo camino, por lo menos en corto y mediano plazo, pero en un futuro dentro de 15 o 20 años, con una nueva camada de directivos, quién sabe que pueda pasar.


Dar un paso en ese sentido sería revolucionar nuestro Béisbol y como todas las revoluciones, los riesgos y los daños colaterales suelen tener un costo elevado, pero la recompensa puede ser de magnitudes insospechadas.
Que tengan un excelente día.


Hermosillo, Sonora a 7 de junio del 2017


Dr. Tomas Alonso López Ríos


Director de www.solobeisbol.mx


Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Twitter: @solobeisbolmx



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.