Beisbolazos

Carl “King” Hubbell Heroe Del Juego De Estrellas De 1934

El intenso historial del Juego de Estrellas de las Mayores tiene en su poder grandes hazañas extraordinarias de hombres consagrados al béisbol de las Grandes Ligas. Es un escenario lleno de capitulaciones enérgicas que se glorifican con el choque de los astros de la Liga Nacional y la Liga Americana. Muchos son los héroes de este espectáculo que viven en la memoria la memoria y el recuerdo. Carl "King" Hubbell, lanzador de los Gigantes de Nueva York de la Liga Nacional fue uno que la puso en la china en el Juego de Estrellas del año 1934.


La hazaña sin comparación data el 10 de julio de 1934 en el estadio de Polo Ground, la casa de los Gigantes. Nuestro amigo se vistió de gala con los más grandes honores cuando se enfrentó a la situación más difícil que ha confrontado lanzador alguno y salir airoso con una actuación súper esplendorosa en un Juego de Estrellas.


Se enfrentó a la alineación ofensiva más poderosa que ha existido o pueda presentarse en el gran clásico y se arropó de gloria. Existe un dato curioso que nos comenta que Hubbell estuvo a punto de convertirse en un fracaso histórico antes de vestirse de superhéroe del Juego de Estrellas de 1934.

 

El exceso de precaución por instrucciones del dirigente de la Liga Nacional lo colocó al borde de un colapso total. Gabby Harnett, un receptor siempre alerta y con ágil racionismo, sacó a Hubbell del tremendo atolladero y lo puso en la ruta consagratoria como el superhéroe de todos los tiempos en el Juego de Estrellas de las Mayores. Bill Terry era el dirigente de la Nacional, excelente primera base y bateador de 400 puntos, era un genio de estrategia beisbolera. Terry esta super-ansioso de ganarle al imponente equipo de la Liga Americana. Reunió sus estrellas y los alentó de manera positiva para buscar esa gran victoria.

 

Terry dedicó la mayor parte del tiempo a darle consejos a Hubbell de como tenía que lanzarle a la terrible alineación de la Liga Americana. Uyyyyyyy, que es eso, Charlie Gehringer, Jimmy Foxx, Babe Ruth, Lou Gehrig, Heinie Manush, Al Simmoms, Joe Cronnin y Bill Deckey (todos en el Pabellón de la Fama) batearon más de 2,000 proyectiles fuera del parque en las Mayores. Me imagino a Terry diciéndole a Hubbell: "Muchacho, precaución mantén la bola abajo y que Dios te bendiga contra esos asesinos con el madero al hombro". Gehringer enseguida abrió con sencillo, le seguía Heinie Manush el estelar zurdo de los Gigantes que recibió bases por bolas.

 

Con dos a bordo se presentaban a la caja de bateo Ruth, Gehrig y Foxx sucesivamente, el Polo Grounds se quería caer. Jamas un lanzador estuvo en semejante aprieto, los fanáticos de la Nacional pedían a gritos que sacaran a Hubbell y los de la Americana gozaban de lo lindo. "Tiempo", dijo el receptor Harnett, caminó a la colina de los suspiros, olvida toda la verborrea que te dijo Bill Terry en cuanto a lanzar con cautela. De ahora en adelante yo voy a llevar el juego, vas a lanzar solamente tu "Screw Ball" a todo el que venga a batear sea quien sea, entendido. Hubbell movió su cabeza en aprobación y se ajustó la gorra, vamos a ver si ahora van a batear dijo en su mente el astro zurdo.

 

Increíble amigos lectores, Babe Ruth se poncho sin hacer un "swing", Lou Gehrig le aplicaron la misma medicina y Foxx se fue por la misma vía en cuatro lanzamientos. El parque que había estado alborotado ahora estaba mudo, era imposible lo que habían presenciado. Hubbell había ponchado en ristra y con solamente diez lanzamientos a los tres mejores jonroneros en la historia de las Mayores. En la segunda entrada ponchó a Cronin, Simmons y a Dickey para completar seis ponchados en línea. Llegó la tercera entrada y la cerró Hubbell obligando a Ruth a batear para doble jugada. De esta manera Hubbell se convirtió en el héroe del aquel partido de Estrellas de 1934, al dominar aquella gran batería ofensiva de la Liga Americana.

 

Edwin "Kako" Vázquez



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.