Al Bat

Sigue la Espera del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano

Seguimos atentos al anuncio oficial de la apertura del nuevo Recinto de los Inmortales del Salón de la Fama del beisbol de México, ahora ubicado en el Parque Fundidora de Monterrey.


Es demasiado el tiempo que lleva la construcción del inmueble, pero todo indica valdrá la pena la larga espera.

Se había dicho que en junio de este año terminaría la obra de construcción, para enseguida anunciar la inauguración del nuevo templo del beisbol azteca.

Por mientras, desde marzo ¡de 2014! siguen a la espera de la fecha en que serán entronizados los Fernando Valenzuela, Daniel Fernández, Ricardo Sáenz, y el directivo Cuauhtémoc “Chito” Rodríguez.

Ya sabemos que la obra tiene el financiamiento de don Alfredo Harp Helú, el magnate de los Diablos Rojos de México y socio en la franquicia de los Padres de San Diego.

Asimismo, entendemos que el nuevo inmueble trasciende por sus dimensiones, las que superan ampliamente a las del antiguo Salón de la Fama que se encontraba en la Avenida Alfonso Reyes Norte, esquina Luis Mora, allí en la ciudad regia.

En síntesis, la nueva sede será casi cinco veces más grande que el anterior y, si desea conocer más detalles, hay una excelente nota del colega historiador César González Gómez, la que ya comparto en mi Twitter @beisarubio por ser un trabajo muy completo.

Espera agónica

Si de larga y agónica tardanza, ya sabe usted que no debemos ir muy lejos para algunas agendas muy pendientes que aquí también tenemos en el solar hermosillense.

¿Se las recuerdo?

Bien, aquí le van: La instalación de la estatua de Héctor Espino en el Estadio Sonora; la definición del destino que tendrá el estadio Héctor Espino y la reapertura del Recinto Histórico del Club Naranjeros de Hermosillo.

Bendito sea Dios.

Los detalles

¿Se ha fijado que en las transmisiones televisivas, viendo las butacas, a diferencia de nuestros parques de pelota, los aficionados poco se ven tomando y tomando cervezas al por mayor?

“Al estadio se va a ver beisbol, a tomar cerveza y a comer”, me lo han dicho miles de veces y pues mejor ya no digo nada.

Este tema lo menciono como referencia a la observación que hago de manera cotidiana frente al televisor sobre el comportamiento de la afición de aquellos escenarios respecto a los nuestros, quienes durante los nueve episodios, hombres y mujeres por igual, le dan duro y bonito a la diversión llamadadulche vita.

Y pensar que hasta hace años, en su mayoría, eran los hombres quienes hacían eso.

Ya no.

Claro, si invitaran, ¡pues ni me fijara!

Y el otro detalle que quiero contarle: ¿Ya se dio cuenta que muchos, en gran cantidad de peloteros ligamayoristas, gustan de tatuarse los brazos y antebrazos?

No le voy a decir que no me gusta verlos así; solamente le diré que quizá esa costumbre, como dejarse crecer el cabello y barbas, es parte de las modas de la actualidad y pues para que moverle.

Bendita juventud.

Por cierto, ayer también vi a un pitcher relevista zurdo de los Filis de Filadelfia, Zac Curtis, quien orgulloso y altivo portaba su cabello rubio ¡a la altura de sus hombros! Y, para no variar, todo tatuado su brazo derecho.

En fin.

Ah, eso sí. Lo que no me gusta ¡para nada! es ver a lanzadores que utilizan la gorra con el visor volteado hacia un lado, pero pues que puede uno hacer.

Werth se va

Con todo y su cabello largo y barba crecida, tras 15 temporadas, Jayson Werth (39( ha decidido retirarse. Está inactivo desde el 8 de junio debido a un tirón en una corva.

En su carrera de MLB bateó .267, con 229 jonrones, 799 remolcadas y 132 estafas.

Si recuerda, tuvo cuatro temporadas memorables por los Filis, ayudando a la novena de Filadelfia a ganar la Serie Mundial en el 2008 y el banderín de la Liga Nacional en el 2009.

Después de la campaña del 2010, Werth firmó con los Nacionales por siete años y US$ 126 millones.

Luego de una temporada del 2017 en la que las lesiones lo limitaron a 70 juegos, Werth firmó un contrato de Liga Menor con los Marineros durante la primavera, pero bateó apenas para .206 en 145 visitas al plato por Tacoma antes de lesionarse.

Así las cosas...

Por uno... o dos

Monterrey va por uno de dos a Mérida ante los Leones, los que están obligados a ganar ambos encuentros si quiere ser campeón.

Ganar dos en casa, en la final, cuando ya no hay de otra, pareciera fácil, pero estos Sultanes al levantarse de un 0-2 y ponerse 3-2 en la serie, nos dice que ¡van por todo!

Sí, estoy hablando de la Liga Mexicana de Beisbol.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.