Al Bat

Juan De Dios Villarreal un Naranjero de Época

De nuevo, el béisbol está de luto: Juan de Dios Villarreal también acaba de partir al viaje eterno.


Así es, lamentablemente.

 

El famoso “Tambo”, a quien tanto hizo enojar Miguel León, especialmente en en viejo y desaparecido Estadio ALR de Guaymas, gritándole y desesperándolo desde la grada central con su megáfono “Villarreal, Villarreal, Villarreal”, cada vez que se paraba a batear.

 

Fue un receptor de mucha fuerza física y poder al bat.

 

Jugó ocho temporadas con Naranjeros de Hermosillo: .263 de bateo, 259 producidas y 64 jonrones. 73 dobles y dos triples.

 

Su máxima cifra de cuadrangulares fue de 17 en la campaña 1962-1963. Tuvo otra de 15 en la 64-75.

 

Desde la noche del martes Javier Reyna me hizo llegar un correo donde me expresó: “triste noticia para nuestro béisbol; la tarde de este día 27 de febrero falleció en esta en esta ciudad el ex catcher profesional, Juan de Dios Villarreal Castillo, quien jugara por 15 años en la LMB con Sultanes de Monterrey, Petroleros de Poza Rica, Alijadores de Tampico, Águila de Veracruz, Broncos de Reynosa y Pericos de Puebla. En paz descanse”.

.

Tres títulos con Naranjeros

 

Fue con Naranjeros donde tuvo sus mejores momentos, ayudando al equipo a conseguir, primero el bicampeonato del 60-61 y 61-62, con Virgilio Arteaga de estratega, y luego uno más en el 63-64.

 

Del bicampeonato, ya le ha hablado muchas veces. Hoy le mencionaré su último banderín Naranjero:

 

Aquella temporada Hermosillo tuvo de mánager a Leo Rodríguez y aún el circuito se llamaba Liga Invernal de Sonora, hoy Mexicana del Pacífico.

 

Naranjeros tenía a Jorge Fitch en el short; Marco Antonio Manzo en segunda; Rubén Esquivias en primera; Juan de Dios Villarreal en el cátcher y la tercera base la jugaba el mismo Leo.

 

En los jardines, Eradio Burruel, Roberto “El Tawa” Lizárraga, Obed Plascencia, Benjamín “Cananea” Reyes, Andrés “El Avestruz” Rodríguez, Federico Bojórquez y Héctor Espino, quien conseguía su cuarto título de bateo seguido.

 

En el pitcheo estuvieron Miguel Sotelo, Blas Arredondo, Eusebio Elizalde, Horacio Solano, Mauro Ruiz (10-4/pítcher campeón) y Mario “Toche” Peláez.

Villarreal tuvo de sustituyo a Juan “Yaqui” Limas, quien después, en 1966, saltaría al terreno como umpire en verano e invierno.

 

En aquella temporada Héctor Espino fue el JMV por segundo año consecutivo con .379 (cuarto título seguido), 77 carreras producidas (líder) y 25 cuadrangulares, perdiendo la triple corona en el departamento de jonrones con Ronnie Camacho, de los Rieleros de Empalme, quien dio 27 para establecer por vez primera ese record, el que en el 71-72 empató Bob Darwin, con Hermosillo.

 

Mención igualmente especial debe de acreditarse al abridor naranjero Horacio Solano, pues su gran número de victorias contribuyó enormidades a la conquista del banderín.

 

Su récord fue el mejor de la Liga con 14-4 en ganados y perdidos, 53 bases por bolas y 116 ponches, con una efectividad de 3.24.

 

Descanse en paz el gran “Tambo”.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.