Al Bat

Tips, Pelota Voladora

1.- Al Naranjero Luis Alfonso García le faltan dos jonrones para los 148 jonrones que conectó en la LMP Andrés Mora. Si le dan juego, quizá lleguen en esta segunda vuelta.


2.- No llegaron ni a los 3,500 los aficionados que asistieron la noche del martes al nuevo estadio de los Yaquis. Caray.

3.- Dijo Karim García que la pelota voladora con la que juega en Ligas Mayores es semejante o igual a la de Corea. El show debe subir, ya sabe.

4.- Magnífico: Medias Rojas firmó a Esteban Quiroz. Irá a sus entrenamientos en el 2018.

5.- Clase de línea de jonrón por el izquierdo con la que debutó con Naranjeros el panameño Allen Córdova. Luego en la octava dio otro tablazo de hits al central.

6.- Qué decir de Fernando Pérez, también material para la Gran Carpa a partir de los Padres de San Diego que lo tienen ubicado en su lista de oro de los 10 mejores prospectos. El ya estelar segunda base está OK con su tolete en esta temporada y a la defensiva cada vez mejor.

Recuerde el reciente atrapadón que hizo ante los Yaquis en el ES para prácticamente “salvar” el juego queriendo “hacer olvidar al “Chispa” Gastélum, quien por cierto está fuera del roster de los Venados por una lesión.

7.- Otro prospecto Naranja de alto power: Roberto Ramos. Llegó a tres obuses en Culiacán con un tablazo por lo más lejos del jardín central.

 

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Lo único que duele - al enterarse uno del "montonal" de homenajes que se le han hecho, y le seguirán haciendo a Ronnie Camacho - no es por los reconocimientos que le hacen, ¡que más que merecidos los tiene!, sino que haya otros peloteros, que se distinguieron en nuestro beisbol, y que ni siquiera toman en cuenta.

¡Así es de ingrato, a veces, nuestro beisbol! Sé, mi estimado Jesús, que no mal entenderás mis palabras; pero, ¿por qué no, en sus lugares natales, como también donde hayan jugado, no les hacen homenajes a muchos tantos jugadores, y como dijo Ana María Rabatté: "En vida, hermano, en vida!". Un abrazo.

https://www.youtube.com/watch?v=P-SQo87TyrA

 

De acuerdo, total.

 

MI PASIÓN POR EL BEISBOL

 

Cesáreo también nos complace con el siguiente tema, verá:

El Artículo "Clay Kirby y la Maldición del Juego Sin Hit", de Héctor Barrios Fernández, me ha dado motivo suficiente para hacer "dos que tres" comentarios, que ustedes juzgarán si son interesantes.

Lo primero que se me viene a la memoria - porque fue la primera noticia que tuve de un juego sin hit, "fallido" - fue aquel partido, cuarto de la Serie Mundial de 1947, que estaba lanzando (y ganando, dos carreras a una) aquel Floyd Bevens, de "mis" Yankees.

Fue, precisamente, el primer año en que comencé a seguir de cerca el beisbol de Grandes Ligas, "cobijado" por mi padre y por mis hermanos mayores. Entonces, si acaso, es que escuchábamos los juegos por radio.

Era más seguro que la noticia de un acontecimiento la leyéramos dos días después, a través de alguno de los periódicos capitalinos, de preferencia Excélsior o el Universal, que venían por el "rapidísimo" ferrocarril.

En fin, aquel hit, de Cookie Lavagetto, le rompió el "encanto" a Bevens, dejándolo con una amarga derrota...a la cual finalmente encontraríamos consuelo, al ganar el Clásico los Mulos de Manhattan (¡y remachada por el "Perfecto", 9 años después, de Don Larsen!).

Aunque no creemos que Bevens haya encontrado consuelo, pues se retiró como pelotero después de esa Serie (lo mismo que otros dos protagonistas - ¡y de qué forma! - el mismo Lavagetto, y Al Gionfriddo, ambos de los Dodgers).

El caso, respetando el tema, es que en el curso de los tiempos ¡cuántos intentos de lograr el sin hit se han visto frustrados!, como bien dice Héctor.

Revisando revistas

Estoy releyendo revistas pasadas; y le tocó el turno a la que edita, anualmente, Athlon Sports Baseball 2009.

Y la columna "Short Hops", que escribe Bruce Herman, nos lleva de la mano con estas situaciones con un pequeño capítulo titulado: "Eight Innings: just halfway to no-nowhere" que, traducido literalmente, sería: "Ocho entradas, justamente a medio camino de no llegar a ninguna parte".

Traduzco: "Un pitcher abridor sube al montículo en la novena entrada, sin haber permitido un solo imparable. ¿Cuáles son las probabilidades de que salga bien librado (de cualquier situación en su contra)?

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por Stew Thornley, uno de los anotadores oficiales de los Mellizos, más o menos de un 50-50.

Thornley revisó cada uno de los ejemplos, a partir de 1961, en los cuales un lanzador pasó de la octava entrada con un juego sin hit; y determinó que la histórica probabilidad de lograrlo se eleva a más del 60% si consigue sacar el primer out de "ese" noveno episodio; y casi al 80% cuando consigue el segundo out.

"Veamos otros de los "hallazgos" de Thornley:

Dave Stieb ha sido el único pitcher que ha llegado a tener un juego sin hits, con dos outs en la novena, en tres ocasiones diferentes, y dos de ellos "pintaban" como "perfectos".

En 1970, Horace Clarke - de los Yankees - arruinó tres "no-no" que habían llegado a la novena entrada... ¡en el mismo mes!

Nolan Ryan no solo tiene el récord de siete juegos sin hit, sino que llegó a estar "cerquita" en otras cinco ocasiones.

Nueve lanzadores, en nuestra historia "moderna" han perdido la oportunidad de lanzar "un perfecto" faltándoles por sacar un solo out.

Hemos notado - termina Thornley - que las probabilidades de que esto suceda aumentan, considerablemente, si se da el caso de que el pitcher se llame "Milt".

Dos de los nueve lanzadores que durante el periodo analizado han llevado el nombre de Milt: Pappas y Wilcox, han tenido esa "mala suerte". Hasta aquí.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.