Al Bat

Todo un Espectáculo

Desde ayer viernes, wow! clase de celebración con múltiples colores brillantes y del todo creativos en los uniformes de los peloteros en los 30 parques de la Gran Carpa donde lucen sus apodos predilectos sobre sus espaldas, lo cual significa una enorme y sugestiva promoción de muy altos vuelos enaltecedor del espectáculo beisbolero y que lo hacen mucho más atractivo y entretenido.


Al menos, de viernes a domingo la afición y los propios jugadores están/estamos disfrutando lo que MLB ha denominado Fin de Semana de los Jugadores.

 

Todo luce llamativo, sean los jerseys, sipkes, bats y los apodos que sustituyen sus los apellidos, sean los “Thor”, “Corey”, “Blue Eye”, “Dub”, “Cy”, Brother”, “Eill Horse”, “The Machine”, “All Rise” “Moose”, “Papo”, “Cookie”, “Mr. Smile”... y así.

 

Dice Anthony Castrovince, de MLB.com: “Es un momento para expresar la individualidad y su impacto. Los jugadores llevan parches en las mangas, en los cuales cada uno escribirá el nombre de una persona que lo ha ayudado a llegar a donde está hoy en día.

 

Y fíjate en los coloridos spikes, guantes de bateo, muñequeras, mangas de compresión, caretas de receptor y bates. Los peloteros también usan gorras y medias especiales. Y durante las prácticas antes de los juegos y las entrevistas después de los partidos, llevarán puestas camisetas destacando una causa o fundación caritativa que ellos hayan elegido.

 

Todo esto es parte de una iniciativa que busca darles a los fanáticos más acceso y conocimiento sobre las figuras a quienes tanto disfrutan ver jugar este gran deporte. Es una forma de presentarle el béisbol a los niños como ninguna liga deportiva profesional lo ha hecho”.

Excelentísimo.

 

Y es verdad: este fin de semana estamos viendo/disfrutando por imágenes --o de manera presencial quienes están presentes en los parques de pelota de MLB--, todo esa gran promoción y los diferentes apodos de los peloteros puestos en la parte trasera de sus uniformes.

 

Son apelativos, de todo tipo, desde aquellos curiosos, extraños-raros, divertidos, originales y creativos, evocativos y risibles, hasta aquellos que hacen referencia directa a comics y otros personajes de la cultura popular.

 

Los jerseys no tienen botones enfrente; las gorras son en colores brillantes, con ligeras modificaciones respecto a los logos originales y, en algunos casos, otros nuevos que jamás han aparecido en una gorra antes.

 

La gorra de los Filis, por ejemplo, tiene la Campana de la Libertad en color azul.

 

Fue hace dos meses cuando MLB y la Asociación de jugadores anunciaron que llevarían a cabo precisamente este fin de semana dedicado a los peloteros con el nombre de Players Weekend (Fin de Semana de los Jugadores).

 

Su objetivo, atraer a un público más joven a los estadios de beisbol y mantener interesados a aquellos que ya forman parte de este gran deporte.

 

¿Es acaso una gran idea a imitar-seguir, amigos directivos y mercadólogos de la pelota profesional de México...?

 

Cierto es que dentro de la enorme variedad de promociones que realiza cada año en béisbol de Ligas Mayores, esta vez idearon que los jugadores de los equipos salieran al diamante con sus apodos plasmados en los uniformes en lugar de llevar sus apellidos, como usualmente ocurre.

Un gran espectáculo

 

Reitero: desde ayer, hasta el domingo se llevará a cabo esta gran actividad fomentadora del espectáculo beisbolero donde el común denominador serán los apodos de los jugadores sobre la espalda de sus franelas.

 

Durante los tres días, los peloteros cambiarán el apellido que llevan regularmente en su espalda y utilizarán sus apodos, permitiendo que sus personalidades y pasiones brillen como nunca lo han hecho.

 

También habrá un cambio en los uniformes durante esos días, siendo bastantes coloridos y no tradicionales con diseños alternos inspirados en las ligas juveniles.

 

Otra de las iniciativas será la de permitir que los beisbolistas utilicen camisetas que destaquen una causa benéfica, de su preferencia, durante los entrenamientos y entrevistas pospartido.

 

Otros atractivos

 

Aparte de los apodos en las jerseys los jugadores podrán utilizar spikes con diseños, guantes, mangas y bates con estilos coloridos. Además, vestirán gorras y medias con un estilo único especialmente diseñadas por dos firmas comerciales.

 

Por otra parte, varios ligamayoristas fungirán como embajadores del Players Weekend, al cumplir un rol activo para promocionar el evento.

 

¿Dónde y cuándo se había visto algo semejante?

 

Si nos vamos a la historia,, debemos recordar que el propietario de los Atléticos, Charles O´Finley, animó a sus jugadores a hacerlo anteriormente en los años 60 y 70.

 

Claro, ocurrió durante toda la campaña y no sólo en fin de semana.

 

En 1963, los entonces Atléticos de Kansas City sorprendieron al mundo con los colores en sus uniformes ya que O' Finley quería llamar la atención y hacer lucir muy colorido a su equipo, por lo que los uniformó con camisa y pantalón dorado y mangas y gorra verde brillante, algo que sin duda rompió paradigmas en los colores de las Grandes Ligas.

Más apodos:

 

Max Scherzer, “Blue Eye” (el pitcher de los Nats tiene un ojo azul y otro de color café obscuro, de ahí el porqué de su apodo); el abridor de los Astros Ken Giles, es “Giles, el 100 millas por hora (“100 Miles Giles” por el cañón en su brazo; el receptor de los Orioles, Welington Castillo, tiene el de “Beef” en referencia al delicioso platillo inglés, “beef Wellington” o “carne a la Wellington” que el dominicano siempre parece disfrutar.

 

Francisco Lindor, el campo corto de los Indios de Clevaland es “Mr. Smile”, que no necesita mayor explicación;mel pitcher David Price, de los Red Sox, es “Astro's Dad” ya que con ese apelativo rendirá un pequeño homenaje a su perrito “Astro”.

Otros:

 

Josh Donaldson, de los Azulejos: “Bringer of Rain”, el cual no es precisamente por la lluvia. El tercera base sacó la frase de un programa de televisión llamado “Spartacus: Blood and Sand”, presumiblemente porque se modela como un gladiador moderno o un vikingo.

 

Nelson Cruz, de los Marineros de Seattle: “Boomstick”, que se remonta al tiempo en que jugó Cruz en Texas y Gregory Polanco, el jardinero izquierdo de Piratas de Pittsburgh, es “El Coffee”, el cual se lo acuñó un entrenador por su tono de piel, más no a su amor por el café.

 

Brandon Phillips, de Atlanta, “Dat Dude” porque todo lo que hace parece muy genial; Evan Gattis, de Astros: “Bull”, el cual se lo ganó por sus tablazos de largo alcance en la liga venezolana donde también se le conoce como el “Oso Blanco” (“The White Bear”).

 

Yasiel Puig, Dodgers: The Wild Horse (“Caballo Salvaje”), el cual también se ecplica tan sólo ver la forma en que juega.Vin Scully, el afamado y eterno narrador de los Dodgers, de reciente retiro, fue quien le puso ese apodo al cubano.

 

Albert Pujols, de los Anaheim Angels: “The Machine”: En San Luis, los Cardenales y la afición le lamaban “The Man” (El Hombre), pero ese apodo ya pertenecía a Stan Musial, de modo que había que encontrarle otro, lo cual sucedió cuando llegó a California especialmente por la fuerza/motor para batear (Con 610 está ubicado como el mejor octavo jonronero en la lista de todos los tiempos de la Gran Carpa).

 

James Paxton, Marineros: “Big Maple”: al nativo de British, Columbia (Columbia Británica, Canadá) le divierte sobremanera su tatuaje de una hoja de maple (arce) sobre su brazo derecho. Incluso, en una de las secciones del Safeco Field de Seattle –“The Maple Grove”-- se observa un árbol de ese tipo maple y una foto del pelotero.

 

Yoenis Cespedes, de Mets: “La Potencia”. Lo mismo, se explica solo. Su forma de juego y gran poder ofensivo.

 

Súper Thor

 

Noah Syndergaard, Mets: “Thor” (Y Súper Thor): Así se le conoce desde antes de que incluso lanzara para el equipo.

 

Todo comenzó en octubre de 2013 cuando era un gran prospecto en el sistema de la Liga Menor de los Metropolitano ya que le caracterizaba el estar “armado” con una bola rápida como si fuese un lanzallamas.

 

De acuerdo a Wikipedia, Syndergaard es un entusiasta de la halterofilia y es capaz de levantar 455 libras (206 kilogramos).

 

Después de que compartió una foto de sí mismo de entrenamiento con pesas mientras estaba vestido como el superhéroe Thor, debido a la similitud entre su apellido y la ubicación de ficción Asgard, adquirió el apodo.

 

A partir de ahí, la leyenda sólo creció.

 

“El planeta natal de Thor se llama Asgard, que es como mi apellido”, dijo al New York Post.

 

Incluso, su madre tiene un pastor australiano llamado “Thor” y Syndergaard un guante con el mismo nombre... y así...

 

¡La leyenda crece!

 

Referencia la cultura pop

 

Todd Frazier, de los Yankees: “The Toddfather”: convertir un apellido en una referencia de la cultura pop es una gran manera de crear un apodo agradable a la muchedumbre, y eso es precisamente lo que hizo el bateador de los NYY desde que estaba con los Rojos de Cincinnati.

Y hay más:

 

Eric Sogard, de los Cerveceros de Milwaukee: Nerd Power; Jose Bautista, de los Blue Jays: Joey Bats; All Rise (Aaron Judge, de los NYY); Miggy (Miguel Cabrera/Detroit), Tuve (José Altuve/Astros), Kiiiiid (Mike Trout/Anaheim); El Koja (Adrián Beltré/Texas), Big Kid (Bryce Harper/Nats) y Ender (Ender Inciarte/Atlanta).

 

También, Yonder Alonso (Mr. 305) de los Marineros; Javier Báez (El Mago) de los Cachorros; Chris Young (Cy) de Kansas; Manny Machado (Mr. Miami) de los Orioles; Anthony Rizzo (Tony) de los Cachorros; CC Sabathia (Dub) de los Yankees, y Christian Yelich (Yeli) de los Marlins... entre muchos más.

¿Qué le parece?



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.