Al Bat

Las Buenas y Malas Rachas

En el beisbol, las rachas, buenas y malas, siempre llegan a los equipos y a cada jugador (slumps), y el acontecer en el terreno de juego nos confirma a diario que no es algo nuevo que, de manera interrumpida, se puedan perder tantos partidos como aquellos que se logran ganar a manos llenas.


Y no vamos muy lejos para encontrarnos con esa gran verdad: los Dodgers de Los Ángeles hoy son un ejemplo de las siempre bien recibidas buenas rachas, toda vez que hasta la noche del miércoles llegaron a seis triunfos consecutivos (van de 13-12), especialmente a base de “leñazos” de su talento en el line up ofensivo donde lucen sobremanera los Cody Bellinger, Corey Seager, Yasiel Puig, Yasmani Grandal, Chris Taylor, Joc Pederson... todos, son de mucho cuidado.

 

Ya vio el miércoles ante los Mets: ahora fueron Puig y Grandal los factores claves a la ofensiva para victoria de 8-2; el primero con su treceavo jonrón y el segundo con otros dos para llegar a nueve en la campaña y con ello los Dodgers se apoderaron de la cima de la División Oeste de la Nacional que dominaban los Rockies.

 

Rich Hill trabajó sus cinco mejores innings de la temporada y vea lo que hizo en el cuarto episodio: Nueva York llenó las bases sin outs, pero abanicó a los siguientes tres bateadores.

 

Además, el zurdo tuvo su mejor marca de ponches de la temporada, ocho, y cedió cuatro hits. Es el primer pitcher en la historia de las Mayores que pasó en la lomita cinco o menos innings en cada una de sus nueve aperturas esta temporada.

 

Y si de rachas buenas se trata, ahí también tenemos el caso de los Astros de Houston, quienes en la misma fecha llegaron a nueve triunfos seguidos y continúan en el liderato del Oeste de la Liga Americana con el mejor porcentaje en ganados y perdidos (.671), seguidos precisamente por Dodgers (.644).

 

Qué decir de los Reales de Kansas City, que andan en gran plus con nueve triunfos en sus últimos 11 partidos al momento de escribir.

 

Igual, los Rockies iban con seguidilla de 6-0 hasta que perdieron el séptimo.

 

Y caso contrario, los NYY tuvieron racha contraria de siete derrotas al hilo hasta el pasado martes. Veremos cómo les va con Severino en la loma.

 

Kyle Schwarber

 

Le voy a dar un dramático ejemplo de un toletero de los Cachorros a quien, por su mala racha bateadora, su mánager Joe Maddon acaba de enviarlo a Triple-A, con Iowa: Kyle Schwarber.

El poderoso bateador apenas promediaba .171 en 64 juegos, aunque llevaba 12 jonrones y 28 producidas, que conste.

Sin embargo, fue este mes cuando por más que se persignaba no encontraba la fórmula bateadora al irse de 9-46 para un paupérrimo .196, con cuatro jonrones, tres dobles, nueve carreras impulsadas y 15 ponches.

 

Su categoría, quizá pensaron la directiva y el mánager Maddon, “no es para esos números”.

 

Y pensar que Schwarber bateó .412 en cinco partidos de la Serie Mundial el año pasado tras retornar al juego luego de recibir un golpe que le rompió dos ligamentos en su rodilla izquierda, apenas en lo que era el tercer partido de la temporada regular.

 

Knebel... con K

El relevista derecho de los Cerveceros, Cory Knebel, llegó a 37 presentaciones de manera consecutiva recetando al menos un ponche abriendo la temporada y de esa forma empató la racha/marca más larga en la era moderna para un relevista que ostentaba el cerrador cubano Aroldis Chapman.

 

Al cierre del partido, abanicó a Josh Harrison con nueve pitcheos, camino a su 11mo juego salvado en la victoria del miércoles por 4-3 sobre los Piratas en el Miller Park.

 

Aroldis impuso dicho récord mientras lanzaba por los Rojos en 2014. Knebel la puede romper en su próxima presentación.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.