Al Bat

El Beisbolista y su zona de comfort

En el tema siguiente, tanto gobierno como directivos y jugadores tienen mucho que ver. Y, el asunto a tratar, es un renglón/situación por demás lamentable.


El punto central, de inicio, es de nuevo evidenciar a los cuatro vientos la falta de seguridad social del pelotero profesional mexicano -sin pensiones vitalicias—, lo cual representa una abierta violación a la ley laboral, una patética, irracional, ofensiva e incruenta realidad que limita de manera tajante las condiciones de vida de los principales protagonistas del juego.

 

En el caso de magnates y directivos de los circuitos profesionales de beisbol, nada hacen al respecto.

 

Hacen como que “no ven ni oyen”; esconden y bajan la vista, además, a todas luces se ve que rechazan abiertamente todo proyecto de formación de una asociación o un sindicato de peloteros.

 

El máximo referente –MLB-- en este aspecto, pareciera no existir.

 

Y ello, con todo y que no afecta o detiene el desarrollo de ese beisbol, sino más bien todo lo contrario cuando vemos cómo sindicato/asociación de peloteros y MLB establecen relaciones, compromisos y acuerdos importantes en bien del pelotero y el propio espectáculo.

 

Aquí, ni el presidente de la LMP o el de la LMB, o bien a nivel gobierno/Ley del Trabajo, abordan el tema o dicen algo al respecto.

 

Incluso, sucedió lo mismo con sus antecesores al frente de ambos circuitos.

 

Así es: ocurrió en el pasado y hoy no es la excepción.

 

Contratos temporales

 

En ese contexto, real, amigos, los directivos establecen/firman contratos al pelotero por temporada, apoyan con gastos médicos mayores y párele contar.

 

Ocurre tanto en verán como invierno.

 

¿Y el pelotero, qué dice o hace?

 

Exacto: la pregunta en este tema es sobre la actitud, conciencia/convicción del jugador, tanto el que está en activo como en retiro.

¿El pelotero actual está contento en su zona de confort –buenos salarios, hoteles, alimentación, gimnasios, transporte, viáticos—y considera que “siempre” habrá de continuar así?

 

¿Ante la posibilidad de asociarse y exigir mejores derechos laborales-pensión de retiro a ante el IMSS, está temeroso ante el que lo contrata?

Sabemos que en Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico, Japón, Corea, en las sucursales de Ligas Menores, hay protección de los peloteros a través de sindicatos, donde la fuerza está en la organización de los jugadores.

 

¡En México?, bien gracias.

 

Hay antecedentes: http://beisrubio.blogspot.mx/

 

¡Qué hay por hacer?

 

¿Una mutual-unión gremial con aportaciones de los jugadores e incluso un tanto por ciento –del boletaje, por ejemplo— orientado para cuando el jugador se retire?

 

¿O cada pelotero-trabajador del beisbol debe afiliarse/darse de alta en el IMSS para tener garantía social de una pensión económica y de salud?

 

¿Por qué los clubes/empresas no proceden al respecto?

 

¿El pelotero, ¿tiene miedo a organizarse y exigir ese derecho laboral?

 

Las consecuencias de quienes concluyen su carrera profesional en la pelota mexicana, la que puede ser repentina por lesión o enfermedad, las conocemos, con muchos casos dramáticos.

 

Andrés Mora (+) y René Chávez (enfermo), --y antes Lino Donoso (+)— son ejemplos muy elocuentes sobre cómo queda el pelotero mexicano desprotegido al no contar con la seguridad social que por ley debería corresponderle.

 

Hay más casos, por supuesto.

 

¿Qué hacer, amigos peloteros?



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.