Al Bat

La Magia de las Series Mundiales

Ya constató usted, una vez más, cómo la magia de las series mundiales de beisbol atrapan y arropan con pasión a todo el mundo beisbolero.


El dramatismo del séptimo juego entre Cubs/Indios, quedará ahí ---por los tiempos de los tiempos-- para los anales de la rica historia de las series otoñales.

Ya se imaginará el ambientazo que se espera para este viernes en el desfile de los nuevos campeones...sí, sí tras una sequía de 108 años! de no obtener un gallardete de esa naturaleza, y de qué forma, en diez entradas del séptimo y crucial encuentro en patio ajeno.

¡Clase de fiesta, jolgorio y parranda ya tienen y tendrán, mínimo de hoy al domingo... y que inviten!

El esperado desfile masivo se realizará entre las diez y once horas, de la mañana y será transmitido en vivo por MLB Network y MLB.com.

De hecho, quizá usted vio las imágenes del ambiente que armaron los seguidores de los Cubs, amontonados en bares para ver el juego en televisión, ahí cerca de Wrigley Field, además de celebrar a los pies de estatuas de íconos del equipo como Ernie Banks, Billy Williams, Ron Santo y el legendario anunciador Harry Caray.

Todavía se puede escuchar cómo la multitud cantaba a todo pulmón la canción “Go Cubs Go”, del compositor local Steve Goodman, la que se ha convertido en un himno para los seguidores del equipo del norte de Chicago tan admirado por Michelle Obama, por cierto.

Todavía en la madrugada de este jueves la multitud se alejaba de Wrigley, cantando “We Are The Champions”, con fanáticos que se tomaban fotos, abrazándose y llorando de alegría, en tanto otros usaron tiza para escribir frases de felicitación en las paredes de Wrigley Field, incluso parándose en los hombros de algún colega para conseguir algún espacio donde escribir.

El reporte de MLB señalaba que miles de entusiastas seguidores seguían en el vecindario del estadio, conocido como Wrigleyville, por lo menos una hora después de terminar el partido, mientras el cielo se iluminaba con fuegos artificiales.

Equipo lleno de juventud

Vale la pena destacar cómo los Cubs están plagado de una nueva generación de jóvenes con mucho futuro en MLB, en especial ahí en la Ciudad de los Vientos, tal y como se conoce a Chicago, Illinois.

Joe Maddon lo dijo: “La mejor prueba de la capacidad juvenil de los Cachorros es la alineación con la cual ganaron el Juego 2 de la Serie Mundial, de la cual fueron parte seis peloteros menores a los 25 años de edad”.

Y así es y fue: Nunca antes se había producido una victoria en el Clásico de Octubre con un equipo de semejantes características.

Hombres como el paracorto Addison Russell, el tercera base Kris Bryant, el guardabosque Kyle Schwarber, el segunda base boricua Javier Báez, el receptor venezolano Willson Contreras y los jardineros Jorge Soler (cubano) y Albert Almora Jr (de ascendencia antillana) sientan las bases para un porvenir de altos quilates.

¿Detalles?

Aroldis Chapman pudo haber sido nombrado el JMV, pro el trofeo finalmente quedó en Ben Zobrist y ni alegarle, hermanos antilllanos.

Ben fue la bujía de un line up de los Cachorros que anotaron 20 carreras en sus últimos tres encuentros para remontar el déficit de 1-3 del equipo.

Zobrist, un versátil pelotero, ahora dos veces campeón de la Serie Mundial tras haberla ganado con los Reales de Kansas City en 2015, encabezó al equipo con 10 hits y tuvo promedio de .357 en siete juegos.

¿Qué más?

Bueno, ahí el que Theo Epstein, el presidente de operaciones de béisbol con los Cubs, por segunda vez exorcizó la segunda “Maldición” en un equipo ligamayorista; primero, la de “Babe Ruth” (desde 1920) con Medias Rojas, y ahora la de la “Cabra Murphy” (desde 1945).

Por otra parte, se extrañó sobremanera que en el séptimo juego no haya alineado el toletero cubano Jorge Soler; en cambio, Maddon sostuvo a Jason Heyward en el jardín derecho, más que todo por razones defensivas ya que su característica es su fildeo y contar con un poderoso brazo.

Precisamente, de Heyward sus compañeros están más que admirados por la forma en que los motivó para ir por el título, exactamente en el momento en que esperaban se reanudase el juego interrumpido por lluvia.

“Habló muy bonito; nos dio palabras de motivación muy lindas, que nos dieron la fuerza y el valor para salir allá afuera a batallar en el terreno para ganar el juego”, dijo el relevista dominicano Pedro Strop.

Por ello, acotó, “una vez que la lluvia paró, motivados por sus “palabras mágicas”, todos salimos con la energía que él sugirió que usáramos”.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.