Al Bat

Ronnie y Tiant

El que siembra cosecha.

Ronnie Camacho es de esos notables casos de éxito en su paso por el béisbol.

Un hombre Salón de la Fama en la pelota mexicana; un toletero de grueso calibre y mánager que trascendió, especialmente, en la historia del pasatiempo rey.


¡Cuántos lauros, homenajes, tiene en su haber el “Ropero de Empalme!

 

La noche del sábado, fue otro ejemplo cuando un circuito de béisbol empalmense decidió ponerle su nombre a la actual edición como pleno reconocimiento a su trayectoria en el béisbol mexicano.

 

En la ceremonia inaugural, En el histórico “Estrellas Empalmenses”, tuvo especial acompañamiento de Porfirio Magaña Carrillo, nativo también de la ciudad rielera y quien vive en Guadalajara desde donde a diario profesa también su amor por el deporte rey.

 

¡Felicidades, mi Ronnie!

 

Luis Tiant

De Luis Clemente Tiant Vega, quien nació en Mariano Cuba el 23 de noviembre de 1940, ya le compartí sus grandes números en MLB.

 

Faltaba decirle que al antillano sólo lo superan en victorias el Dennis Martínez (245), Juan Marichal (243) y Bartolo Colón, activo con los Mets de NY, con 233.

 

También, tengo que decirle: con Naranjeros de Hermosillo (1969-70, tiró en 15 juegos para un registro de 7-5 y 2.94 en efectividad.

 

Incluso, vio acción en la pelota invernal de Venezuela, Dominicana Puerto Rico y Nicaragua. “En todos esos lugares la gente me trató como si estuviera en casa”, siempre dice.

 

Con Tigres

Tommy Morales, el gran colega historiador, lo recuerda muy bien:

 

El caso de Luis Tiant es único en la historia del beisbol ya que el lanzador cubano fue ignorado por aquella gran organización que tuvieron en La Habana llamada “Reyes de Azúcar” en la Liga Internacional clase triple A y nadie le daba oportunidad para hacerse profesional.

 

El caso es que para 1959 el Ingeniero Alejo Peralta decidió iniciar una nueva etapa con sus Tigres de la Liga Mexicana y mandó a su nuevo gerente, Carlos Alberto González, y a su gran amigo Beto Ávila a La Habana, para ver qué podía encontrar de refuerzos al equipo felino.

 

Y cuando parecía que iban a regresar con las manos vacías firmaron a un joven lanzador derecho llamado Luis Tiant que entusiasmó a Beto Ávila en una sesión de práctica.

 

Su única historia es que era hijo de Luis Tiant, un pitcher zurdo que llegó a lanzar en la Liga Mexicana ya al final de su carrera y después de muy buenos años en la pelota antillana y en las Ligas Negras de Estados Unidos.

 

Era imposible pensar que Luis Tiant Jr. fuera prospecto y no lo hubieran podido ver los Sugar Kings de La Habana, pero así fue. Su temporada de novato fue desastrosa en números en Liga Mexicana ya que perdió 19 juegos contra cinco juegos ganados.

 

Ya cuando llegó a 19 derrotas su manager Virgilio Arteaga no lo puso a lanzar en los últimos juegos de la campaña porque no quería que un lanzador novato empatara el récord de más derrotas en un año.

 

Pero para 1960 fue un Tiant totalmente diferente ya que dio el brinco al campeonato de pitcheo con 17-7, promedio de .708 y ayudó al Tigres a ganar el título. Un año después, los Indios de Cleveland compraron su contrato en 30,000 dólares cuando tenía record de 12-9.

 

En 1964 tuvo un récord impresionante de 15-1 con 2.04 con el Portland y lo subieron a Grandes Ligas. Su debut fue en el Yankee Stadium original y blanqueó al Yanquis y los dejó en solo dos hits.

 

Había llegado a las grandes ligas por la puerta grande y cuando su carrera parecía terminada después de grandes éxitos al lesionarse el manguito rotador (el hombro), fue operado y aunque le costó mucho, volvió a primer plano a Ligas Mayores para hacer historia con los Medias Rojas de Boston, ciudad donde fue y sigue siendo un ídolo.

 

Después se fue dos años como agente libre con los NYY (13-8 y 8-9).

 

Hace poco estuvo en la inauguración de un juego de beneficio en Miami y cuando le preguntaron sobre sus chances de entrar al Salón de la Fama, llegó a decir: “Si no me eligen antes de morir voy a regresar del otro mundo y les voy a jalar las sábanas a los que no me quisieron poner en el Salón.”

 

Es el pitcher cubano con más victorias en las Ligas Mayores.

Ok.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.