Everth Cabrera y Una Bella Historia En El "Espino"

Al ver uno de los juegos de la serie “Dodgers”-“Padres” recientemente, y ver jugar a Everth Cabrera, se me vino a la mente esta bella Historia que ocurrió la Temporada 2010-2011, la cual con mucho gusto quiero compartir con ustedes.

 

elverthcabrera


…Everth Cabrera:

“Soy un nicaragüense, orgulloso de su tierra y aun más de representarla en Grandes Ligas, en México o donde esté jugando, siempre que cruzo la raya para jugar beisbol, Nicaragua está en mi mente.

 

El haber participado en la Liga Mexicana del Pacífico, ha sido una experiencia muy bonita para mí y si me invitan seguiré viniendo, es una liga muy buena y estar en una final y ganarla, fue una experiencia inolvidable, agradezco a Adrián González, el que me haya aconsejado venir a jugar a México, siempre escuché que México tiene muy buen beisbol, nunca me arrepentiré de haber venido. Me siento muy agradecido con la afición, me sentí con una gran confianza en el equipo, es mas hasta mexicano me hicieron sentir”.

 

La amabilidad y atención del jugador.

Cuántos hechos habrá que no quedan registrados en los que se ve involucrado un aficionado con algún jugador y pasan totalmente desapercibidos, claro, me refiero a hechos que incentivan; como es el caso de una joven admiradora de Everth Cabrera, que radica en Chula Vista, California y gusta del Rey de los Deportes. Además practica el soft bol de manera sobresaliente, nunca había tenido la oportunidad de conseguir un autógrafo de su jugador favorito, varias veces asistieron al Petco Park (Estadio de los Padres) con la esperanza de obtener tan apreciado recuerdo con resultados infructuosos.

 

Como es sabido en Estados Unidos es muy difícil el acercamiento de los aficionados a los jugadores; mas sin embargo Sonia Mazón logró su objetivo, no nada mas al conseguir el autógrafo, sino que también tuvo la oportunidad de platicar con él y conseguir la foto del recuerdo a nivel terreno en el estadio Héctor Espino, en un día que será inolvidable para ella.

 

No cabe duda que cuando el beisbol hace de sus jugadas, no hay quien las revoque ni los ampayers, ¿Por qué digo esto? Júzguelo usted mismo:

 

Al decidir la familia pasar el año nuevo en la capital sonorense con sus familiares y siguiendo los juegos de la Liga Mexicana del Pacífico por televisión, Sonia, ubicó a Everth Cabrera jugando las paradas cortas con los “Yaquis” de Cd. Obregón, era el primer Play-Off , juego realizado como usted recordará el día primero de Enero (2011), inmediatamente emocionada fue y le dijo a su padre que Cabrera estaba jugando en ese momento, pues no quedó de otra que verificar que efectivamente se trataba del mismo jugador que cubriera esa posición para los “Padres” de San Diego, ¿Por qué cree usted que inmediatamente lo identificó? Simple y sencillamente porque no se perdía la transmisión de los juegos del equipo californiano.

 

Everth cabrera, ciertamente formaba parte del roster del equipo visitante, inmediatamente al Sr. Luis Mazón (papá), se le vino a la mente que la ocasión se le presentaba para darle una gran sorpresa y a la vez un especial regalo a su hija, ya que al día siguiente (2 de Enero) sería su cumpleaños; sin dar mas tiempo, esa misma noche se hizo el programa para el festejo, el cual incluía una comida en cierto restaurant y por supuesto la asistencia al Héctor Espino a presenciar el segundo juego del play off, el cual por cierto resultaría histórico, mas adelante le explicaré el porqué.

 

El día llegó, las felicitaciones y los regalos no se hicieron esperar, al medio día, en caravana salieron todos a degustar una comida típica de nuestra región; al concluir la misma, el Sr. Mazón, argumentó un pretexto para separarse del grupo y sin pensarlo dos veces se dirigió al estadio, donde pudo contactar al jugador, en la práctica previa al juego, a quien puso al tanto de todo, accediendo inmediatamente a lo que el padre le pedía.

 

Al llegar la festejada al estadio, se le invitó a ingresar a nivel terreno por el lado del doug out de los visitantes, y al ir caminando junto a su padre, en un momento inesperado, salió a su encuentro Everth Cabrera, la joven se quedó muda ,no sabía que hacer, mientras Cabrera, sonriente le hacía plática, posaba para la foto y a la vez le deseaba un feliz cumpleaños, la joven no creía, lo que estaba sucediendo, mientras muchos testigos se preguntaban que era lo que estaba pasando, porque desde arriba del doug out el grupo de familia le gritaba especialmente Anabel su madre y Giovanna su hermana, felicitándola por el encuentro.

 

Recuerdo las palabras del Sr. Mazon “Estoy muy contento y agradecido por la atención y amabilidad de Everth, nunca olvidaré el detalle que tuvo para nosotros, tendrá aun más nuestro apoyo si lo vemos jugar de nuevo en el Petco Park, ojalá y así sea”.mientras la joven abrazaba a sus padres y les decía.. “Este es el mejor regalo de cumpleaños que he tenido” a la vez les mostraba orgullosa la pelota en la que había estampado el autógrafo su jugador favorito”.¿Coincidencia?, ¿Destino?, ¿Casualidad? .

 

Al preguntarle al jugador sobre lo anterior nos comentó: “No me imaginé tener aficionados así, me da mucho gusto que los aficionados sigan a Everth Cabrera, eso me motiva mucho más a mí y a la vez me ayuda a sacar el extra por ellos, me siento muy contento de haber podido contribuir al deseo de Sonia”.

 

Unos minutos mas tarde se cantaba el play ball, ¿Recuerda que le dije que ese juego fue histórico?, pues bien, los que lo presenciamos, no nos imaginábamos que acabábamos de ver el último juego como jugador activo ante su afición de uno de los mejores exponentes del beisbol mexicano en Grandes Ligas, me refiero a Vinicio Castilla, demostrando su gran calidad, al conectar dos panorámicos cuadrangulares. El play off se trasladó a la casa de la tribu, el aficionado esperaba un triunfo en gira de su equipo para verlos de regreso en el Espino. Pero el play off jamás regresó.”Yaquis” les ganó el resto de los juegos y eliminó a “Naranjeros”. Precisamente en gira y en ese entorno Vinicio anunciaría su retiro jugando en contra del equipo y la afición que lo viera debutar en la Liga Mexicana del Pacífico.

 

Una vez más, el Héctor Espino, escenario de tan inolvidables recuerdos.

 

Hasta la próxima y que no caiga el tercer out.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.