Recordar Es Vivir: Esperanza y Jerry Hairston

“Es un día inolvidable para nosotros volver aquí …recordar es vivir”…Esperanza y Jerry Hairston.

Vayamos por partes, primeramente, en el marco del segundo encuentro de la serie entre “Yaquis” y “Naranjeros, se apreciaba en las butacas de los invitados especiales la figura de uno de los jugadores extranjeros más recordado por la afición “Naranjera”, ¡Jerry  Hairston!  Y su Sra. Esposa Esperanza Arellano, quienes al día siguiente serían los protagonistas del evento especial ¡la boda de los Hairston!

 

Marcha Bats


 

 No dejé pasar la oportunidad de entrevistar a esta gran figura de la década de los 70´s, quien más tarde en el cierre del quinto inning del juego en mención, bajaría a nivel terreno para realizar el primer lanzamiento simbólico de la primera bola y también para recibir de parte del club “Naranjeros” dos  placas de reconocimiento, una por haber sido el primer jugador en conectar de jonrón en el Héctor Espino y una placa in memorian a Sam Hairston su Sr.padre, quien jugara también en este beisbol.

 

¿Cuál es su sentir al estar de nuevo en el Héctor espino?

Es algo muy bonito, sobre todo por la muestra de cariño de la gente hacia nosotros. Yo quiero mucho a la gente de Hermosillo, porque jugar aquí fue algo muy fácil para mí por el gran apoyo que me dieron los aficionados, yo sentía el cariño de ellos y yo como jugador trataba de dar mi mayor esfuerzo por ellos.

 

Sin duda la época en la que usted jugó, fue inolvidable para el aficionado por la calidad de jugadores que tuvo como compañeros ¿A quienes recuerda?

Bueno, por supuesto recuerdo muy bien a Héctor Espino, es el mejor bateador con el que  jugué como compañero, día  tras día ver línea tras línea, jonrón tras jonrón. Si mal no recuerdo la primera vez que yo jugué aquí, bateó arriba de .400, y produjo muchas carreras, era como un “Supermán”. Espino era un bateador de Grandes Ligas, no hay nada que cuestionar, por una razón u otra no quiso jugar allá.

 

 Yo alineé enfrenté de él y detrás de él, en una ocasión había caja llena y  se “Ponchó” fue una gran sorpresa para mí, no me había tocado ver que se ponchara, era raro que se ponchara y al pasar a un lado de mi, me dijo “Pega un hit”, pues quedé aun mas sorprendido. Era un jugador muy serio, muy callado.

 

También se me vienen a la mente  en este momento a: Sergio “Kalimán” Robles, Eduardo Acosta, Maximino León, Celerino Sánchez, Marcelo Juárez, entre otros.

 

Quiero comentarte que Marcelo Juárez me ayudó mucho, fue como un coach para mí, fue el quien me enseñó a jugar la posición de filder, ya que yo llegué como segunda base y escuchaba que me decían que era un “Ladrillón”, no sabía que era eso, varios días después pregunté y me explicaron, tus manos parecen “ladrillos” (se rie  Jerry al contar esto).

 

Marcelo me decía tienes que llegar más temprano al estadio para practicar y enseñarte la técnica del fildeo. Es algo que nunca olvidaré, fue un gran amigo mío.

 

Jerry Rspino

 

Usted en 1972 en la inauguración de este estadio conectó el primer cuadrangular ¿Qué recuerda de ese momento?

Recuerdo que me puse a batear como siempre, tratando de conectar de hit, y conecté un batazo de línea que se fue de jonrón por el jardín derecho, corrí las bases, llegué a la banca y empezaron a tomar muchas fotografías, pregunté que si que pasaba y me dijeron que era el primer jonrón que se conectaba en el estadio nuevo.

 

Ahorita está viendo el juego entre “Yaquis” y “Naranjeros” ¿Qué recuerdo le trae esta serie?

Recuerdo el día en que nosotros perdimos contra ellos, Vicente Romo estaba lanzando, estábamos perdiendo por una carrera, teníamos caja llena no recuerdo si un out, tres bolas y un strike, la gente gritando mucho, para que Romo lanzara bola y se empatara el juego, pero al bat estaba un novato que abanicó dos lanzamientos sobre su cabeza, perdiendo el juego y la oportunidad de ir  de nuevo a la Serie del Caribe.

 

¿Qué ha significado para usted el tener dos hijos, que han seguido sus pasos, jugando en Grandes Ligas y que también hayan jugado en este estadio con la selección de México?

Es un placer cuando ves que tus hijos quieren hacer el mismo trabajo que uno hizo, me siento muy orgulloso de ellos, sobre todo por su mamá, quien los acompañó a este estadio cuando jugaron con la selección de México.

famherston

 

El pisar de nuevo el campo de juego y reencontrarse con Maximino ¿Que le significó?

Maximino, es un gran amigo mío, me dio mucho gusto verlo, pensé en los tiempos en que jugábamos juntos, el todo tiempo queriendo ganar al igual que yo, en el campo era un soldado. Me da mucho gusto tener un amigo, un compañero, un jugador que piense en ese nivel.

Jerry y Max

 

Acaba del realizar el lanzamiento simbólico de la primera bola ¿Cómo se siente?

Le hice un lanzamiento de curva hacia fuera a Maximino, pero  no le hizo swing, tuvo miedo de mi ( se suelta riendo). Me siento muy bien, muy contento con la gente que me expresó su cariño. Me dieron muchas ganas de jugar al ponerme la gorra y el jersey de los “Naranjeros”.

Jerry Lanzando

 

El que esta temporada sea la última que se juega en el Héctor Espino ¿Qué opinión tiene al respecto?

Bueno, el tiempo pasa y las cosas cambian, mis sentimientos están aquí, ojalá que el estadio permanezca, que no lo tumben; pero ya ves el “Yankee” stadium lo tumbaron, tenemos que esperar para ver que sucede.

 

Al día siguiente:

Acaba de realizarse la ceremonia que ustedes protagonizaron  hace casi 39 años (6 Enero 1974) ¿Cómo se sienten?

Sra. Esperanza: Es un día inolvidable para nosotros volver aquí, recordar es vivir y  sobre todo sentir el cariño de todo el público otra vez y darnos cuenta  que no nos han olvidado después de tanto tiempo.

 

Jerry: Lo mismo que dice ella, es muy bonito sentir el cariño que expresa la gente hacia nosotros, recuerdo hace 39 años, ese día si mal no recuerdo, era el último juego antes del play off, no sentía nervios porque  estaba seguro que era la mujer que yo quería para vivir siempre con ella. Fue una gran inspiración para mi, ya que en los play off bateé como .500

Jerry y Esperanza

 

Al acompañarlos del estacionamiento de los jugadores, hacia las oficinas del club, recordé que Jerry Hairston, formó parte de aquel equipo representativo mexicano que por primera vez ganó una Serie del Caribe, en República Dominicana en 1976, pidiéndole de la manera más atenta tomarle una foto señalando  su nombre en la placa que se encuentra en el estadio en honor a este equipo, inmediatamente accedió, reflejándose el gusto en su rostro. Una foto que contribuirá al acervo de los momentos históricos del Héctor Espino.

Jerry y Esperanza2

“Recuerdo llevábamos un gran equipo, bateo, pitcheo y poder, jonrones de Espino, Celerino, Chester Lemon .tengo en mi memoria un doble que conecté a Puerto Rico para poner en ventaja al equipo y que serviría para ganar el encuentro y afianzarnos como campeones de la Serie del Caribe.

 

Fue un gran mérito ganar ese campeonato, porque en ese entonces los equipos del Caribe traían a muchos prospectos y jugadores de Grandes Ligas.

 

Llevábamos a un manager muy inteligente, me refiero a “Cananea” Reyes, el conocía a todos los jugadores en sus posiciones, era muy buen manager”.

 

Un evento que será recordado por el aficionado por mucho tiempo, dentro del marco del último capítulo del Héctor Espino.

 

Hasta la próxima y que no caiga el tercer out.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.