Angel Moreno, Orgulloso de sus Logros

 

 

 

100 4024 I

Ángel Moreno Veneroso, lanzador zurdo, originario del rancho La Mendoza, municipio de Soledad de Doblado, Veracruz, el tercer máximo ganador de por vida en la Liga Mexicana del Pacífico, con 138 victorias, con mas de 30 años de trayectoria en el Beisbol Mexicano.


 

El 25 de Septiembre del 2012 Ángel Moreno, logró lo que todo jugador anhela al concluir la carrera como jugador profesional, fue entronizado al Recinto de los Inmortales, logrando la mayor cantidad de sufragios con 298, seguido por Alejandro Ortiz con 195.

 

En el 2015 Moreno, fungió como coach de pitcheo de los “Langosteros” de Rosarito, equipo que desertó por cuestiones económicas de la Liga Norte de México, y en su estancia en esta ciudad (Hermosillo, Sonora), tuvimos la oportunidad de platicar con el antes de partir al Estadio Sonora para enfrentar al equipo local “Los Diablos”.

 

Inicio en el profesionalismo:

Mi padre practicaba el beisbol y siempre nos llevaba a ver los juegos a los ranchos, incluso mis hermanos mayores jugaron profesional, uno era catcher jugó en la Liga Tabasqueña,  el otro era pitcher jugó en la LMB con los “Cafeteros” de Córdoba y Laredo, también jugó  varios años en la Liga Norte de Sonora.

 

Mi hermano Juan, cuando llegó a la Liga Mexicana (70´s), me llevó a los entrenamientos de los “Cafeteros”, con la intención de que me vieran y fuera firmado, pero mi edad fue el impedimento, escuchaba los comentarios, decían que estaba muy joven, tendría unos quince años en ese entonces.

 

Pero no quitó el dedo del renglón y al año siguiente me llevó a la Liga Invernal de Veracruz, y ahí fui firmado para el “Águila”, posteriormente me enviaron a la Liga Tabasqueña, siendo ese el  inicio de esta bonita carrera.

 

Equipos con los que jugó en la LMP:

Con “Mayos” de Navojoa (1976-80), con “Naranjeros” de Hermosillo (1981-84), “Potros” de Tijuana (1985-1986), “Algodoneros” de Guasave (1986-87), “Venados” de Mazatlán (1987-1996), “Naranjeros” de Hermosillo (1996-2005), ”Yaquis” de Cd. Obregón (2005-2006).

 

Su última aparición como lanzador:

Fue contra los “Venados” de Mazatlán, recuerdo que mis últimos lanzamientos fueron contra Adrián González y Roberto Saucedo, en labor de relevo militando con los “Yaquis”.

Los últimos juegos como inicialista los lancé con los “Naranjeros”.

Con firma

El secreto para lanzar tanto tiempo:

Bueno, mira, esto se lo atribuyo a la disciplina, a mi preparación física, no fui un lanzador que padeciera de muchas lesiones, pero siento que el prepararte al cien por ciento antes de cada inicio de temporada, te reditúa en salud y fortalecimiento para tu brazo.

 

En realidad, el problema mío no fue de mi brazo, sino más bien de mis rodillas, de hecho el ’78, me las operaron y en ocasiones me molestaban y así tenía que lanzar.

 

Bateadores más difíciles a los que se enfrentó:

Se me dificultaban mucho los chocadores de bola como Daniel Fernández, porque era de mucho contacto, Darryl Brinkley igual y de poder estaban: Héctor Espino,  Nelson Barrera, Ray Torres, Derry white, entre otros.

 

Experiencia en Grandes Ligas:

En 1981, llegué a “AAA”, ahí duré quince días, lancé dos juegos, después me subieron a Grandes Ligas, con Angelinos de California, donde dure tres meses por la huelga.

 

Al año siguiente empecé en el equipo grande, durando dos meses ya que no tuve un buen inicio y me bajaron a “AAA”, y así estuve, bajando y subiendo, logrando jugar 160 días en Grandes Ligas. Como experiencia fue lo máximo que he vivido en el beisbol.

 

Lo que más recuerda de su estancia en Grandes Ligas:

Recuerdo mi primer salida, le gané a los “Medias Blancas” de Chicago 1-0; también recuerdo que le gané a los “Yankees” de New York, 3-1, tirándoles 7 innings, ya que se suspendió por lluvia, en ese juego, me enfrenté a Ron Guidry.

 

De los que recuerdo que jugaban para “Yankees” en ese entonces eran: Ken Griffey Sr., Graig Nettles, Bucky Dent, Lou Piniella y en el equipo de nosotros estaba Reggie Jackson, Rod Carew, Fred Lyn, Bob Boone, Bobby Grich, Dagoberto “Bert” Campaneris, grandes jugadores, que marcaron época.

 

No olvido el gran apoyo que me brindó Campaneris, ya que no sabía hablar inglés, y como siempre la batalla para pedir la comida, también me apoyaron mucho Rod Carew, Juan Beniquez e incluso Luis Tiant.

 

El lanzamiento que lo caracterizó:

Fui un lanzador que me gustaba tirar pegado, dependía mucho de mi recta, por supuesto tenía que combinarla con pitcheos rompientes (cambio,screwball, slider). La recta era mi fuerte.

image012

¿Qué significa ser el lanzador que ocupa el tercer lugar en victorias de por vida en la Liga Mexicana del Pacífico?

Me siento muy orgulloso de haber alcanzado esa cifra de victorias, no pensé que fuera a llegar tan lejos, pero como dije anteriormente tuve buena salud y sin lesiones de consideración en mi brazo, que me hicieran perder alguna temporada, solo una cirugía en el codo que hasta cierto punto es normal en un lanzador.

 

Lanzadores a quienes admiraba:

Te puedo mencionar a: Ramón Arano, Alfredo Ortiz  “Pepe” Peña. Tuve la satisfacción de jugar con los dos primeros, fue algo muy especial para mí, porque esos nombres se me quedaron bien grabados, cuando escuchábamos los juegos en el rancho por la radio.

 

¿Con que catchers te adaptabas mejor?

Te puedo mencionar a varios pero sobresalen Sergio “Kalimán” Robles y posteriormente Eliseo Garzón.

 

Con Robles, porque quien no sabe la calidad de receptor que fue, tenía un gran “colmillo” y tremendo brazo; además me brindaba una gran confianza para realizar los lanzamientos picados cuando se requerían.

 

Pero déjame decirte algo, al inicio de una temporada (ya no estaba Robles) empecé perdiendo juegos, hasta que hablé con mi manager ya que cada vez que lanzaba me ponía a un receptor diferente, en ese entonces el “Toro” Valenzuela era mi compañero de equipo y a él siempre le recibía Eliseo Garzón. Por lo que opté para que el también fuera quien me recibiera.

 

 La estrategia funcionó, porque empecé a ganar juegos y de ahí en adelante fue la batería que vería el aficionado en cada juego que lanzaba.  

 

¿Qué sientes al ver tu número retirado a la entrada del estadio “Héctor Espino”?:

Al inicio de mi carrera utilicé el 20, posteriormente me quedé con el 30, el cual utilicé hasta el final de mi carrera, no por alguna razón especial, la verdad me siento muy contento, es un honor para mi, que la gente que venía al estadio se diera cuenta que uno está junto con los grandes del equipo “Naranjeros” y sobre todo que nos recuerde y nos valore.

con firma 1

Debo decirte que en Grandes Ligas utilicé el 21, pero al regresar a México, sabía que ese número lo utilizaba un gran jugador, es un número que no se podía mover, ni se ha movido…me refiero como todos sabemos a Héctor Espino, a quien admiré mucho, fue un gran amigo y compañero, aprovecho para enviar un cordial saludo a toda su familia.

DSC 0197

Un duelo inolvidable:

Cuando Fernando Valenzuela regresó a la Liga Mexicana (90´s), en una serie “Tigres” del México contra los  “Charros” de Jalisco se escuchó por el sonido local del parque del Seguro Social: “Para mañana tenemos como probables lanzadores por los “Charros”, a Fernando “El toro” Valenzuela  y por “Tigres” al látigo veracruzano Ángel Moreno.

 

Después me comentó el anunciador, si no mal recuerdo era el hermano de Enrique Kerlegand, que tenía que ponerme un apodo para estar de acorde con el anuncio, y se le ocurrió anunciarme así; la verdad quedé sorprendido y me causó gracia. Fue un duelo inolvidable para mí, muy motivante, por cierto ese juego lo ganamos 9-0.

 

Se despidió enviando un gran saludo a toda la afición de esta región e invitó a presenciar los juegos de la Liga Norte de México.

firma

-----0----

Agradezco a Ángel Moreno, la atención y amabilidad, al aceptar la invitación para la toma de varias fotografías en el recinto de los números legendarios en el “Héctor Espino”.

Hasta la próxima y que no caiga el tercer out.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.