Erubiel: “Un cuadrangular que nunca olvidaré”

En el marco del XV congreso de la Asociación de Crónistas deportivos de Sonora (Asocrodes) edición Alberto Gerardo, realizado hace varios días, fue muy grato tener la presencia de Erubiel Durazo Cárdenas, acompañado de su apreciable familia, a quien se le entregó un reconocimiento por su brillante trayectoria en el beisbol.

DSC 0141


Además de sus logros alcanzados en su exitosa carrera, Durazo es el único hermosillense poseedor de anillo de Serie Mundial, y el segundo mexicano con mejor porcentaje en una temporada (.323) en Grandes Ligas, solo superado por “Beto” Ávila (.341).

Fue muy grato que de su propia voz, nos dijera lo que recordaba de ese dramático clásico de Octubre, a pesar de los años transcurridos, y que sobre todo, quedará como testimonio fiel de quien viviera esa maravillosa experiencia.

DSC 0283

Comparto con usted en esta entrevista, recuerdos y momentos especiales de este Ex-Liga Mayorista:

El 2001 será un año inolvidable para ti, ya que tuviste la fortuna que muchos jugadores no han tenido, como es el ganar una Serie Mundial, por cierto una Serie como de película entre “Diamondbacks” y “Yankees” de New York en siete juegos. ¿Cómo lo has asimilado?

Ha pasado tanto tiempo, pero parece que fue ayer. Nunca se me va a olvidar, es lo máximo que a un jugador le puede suceder.

 

¿Qué sentiste el  pisar de nuevo el estadio a nivel terreno (bank one ball park en ese entonces) pero ya no como jugador?

Después de que Diamondbacks me cambió de equipo, nunca regresé al estadio, hasta que nos hablaron para darnos un reconocimiento por haber ganado la Serie Mundial, la verdad se siente muy  raro entrar ya no como jugador, pero fue algo muy bonito el recibir el apoyo de la gente, pero sobre todo ver que la gente no te ha olvidado.

Uno de los momentos que quedó grabado en la mente del aficionado y me imagino de los más especiales de tu carrera, es cuando conectaste de  cuadrangular a Tom Glavine (Atlanta) para encaminar a Diamondbacks a la Serie Mundial. ¿Qué recuerdas?

Ese jonrón nunca se me va a olvidar, era el quinto juego, íbamos empatados hasta el cuarto inning a 1 carrera, recuerdo que Mark Grace se lastimó en la quinta  entrada y ya no salió a batear.

Para tomar su lugar estaba Greg Colbrunn, según yo, era el indicado por ser primera base, bateador derecho y con mucha experiencia para enfrentar a Glavine (zurdo), nunca pasó por mi mente que entraría a batear.

En esos precisos momentos estaba haciendo un poco de ejercicio (bicicleta) en el club house, cuando escuché que me gritaron “Durazo prepárate vas a batear”, agarré el bat y mis guanteletas,  casi no hice swings de calentamiento y me fui a la caja de bateo, en cuenta de 3-2,conecté el cuadrangular por el izquierdo con hombre en base, fue una recta afuera y por cierto fue el único swing que hice en ese turno al bat.

El marcador se puso 3-1, todavía los “Bravos” hicieron una en la séptima  y se acercaron 3-2, finalizando así el juego que nos daba el pase a la Serie Mundial para enfrentar a los “Yankees” de New York.

¿Qué significó para ti jugar en el “Yankee” stadium, en la casa que Babe Ruth construyó?

Imagínate jugar en ese lugar y en Serie Mundial, además de enfrentar a esos grandes estrellas, pero tengo algo que para mí fue un momento especial e inolvidable y que sucedió precisamente allí, recibir base intencional por parte de Roger Clemens esperando turno Matt Williams, que te puedo decir.

Le bateaste a Mariano Rivera, el poseedor del récord de más juegos salvados en Grandes Ligas. ¿Cuál crees que haya sido la clave de su efectividad?

Además de la gran persona que es, su pitcheo ha sido imbateable, el manejo de la recta cortada se llama Mariano Rivera, pero esto lo ha logrado gracias  a la gran preparación, dedicación y disciplina con que siempre se preparaba.

¿Cómo era el ambiente en el doug out en el 7mo. Juego de la Serie Mundial?

Era demasiado estresante, al ver como pasaban los innings, y no anotábamos ni ellos ni nosotros,  después nos fuimos  arriba, poco nos duró el gusto nos empataron, y después se fueron arriba y todavía peor, al llegar perdiendo en la novena por una carrera y ver la figura de Mariano Rivera realizando sus lanzamientos para asegurar el juego, no fue nada grato, sabíamos lo que implicaba eso.

Pero un hit despertó a todo mundo, después un tiro malo a  segunda de Mariano, nos hizo reaccionar, lo que recuerdo muy bien y que nos sorprendió a todos fue que Joe Torre hizo jugar al infield adentro estando Jay Bell en tercera que por cierto no era nada veloz, tratando de evitar que se anotara la carrera que nos daría la victoria, fue algo que se puso a favor de nosotros, fue el destino del beisbol, porque si el manager hubiera dejado jugar normal al infield, el batazo de González hubiera sido un out de rutina.

Pero déjame decirte, que estuve a punto de batear por Luis González, el manager ya me había dicho, ya tenía mi casco y mis guanteletas listas, de último momento se arrepintió. Qué bueno que todo salió a favor de nosotros. Ganamos la Serie Mundial dejando en el terreno a los “Yankees”  y el juego lo perdió Mariano Rivera, como para no creerse.

Aparte de la Serie Mundial ¿Que otros momentos especiales recuerdas?

Bueno el llegar a Grandes  Ligas, gracias a la oportunidad que me dio Bob Showalter, mi manager en ese tiempo, a quien estoy muy agradecido, además me dio la oportunidad de jugar, no tomando en cuenta que en el draft dieron cualquier cantidad por mí, aun así, tuvo preferencia  por encima de un jugador por el que ofrecieron diez millones de dólares .

Otro  momento, fue cuando llegué a mi primer juego en Grandes Ligas(1999),estaba lanzando Randy Johnson contra Kevin Brown (Padres), llegué a la altura de la cuarta o quinta entrada porque venía de las menores, hubo como treinta ponches en ese juego.

Pero con lo que todo jugador sueña, es el debut en Grandes Ligas y eso me sucedió a mí al día siguiente, entré a batear como emergente conecté una línea de aire al jardín izquierdo, pero al siguiente día, no nada más conecté mi primer hit, jugué todo el juego y me fui de 4-3.

Como olvidar también la serie  contra los “Filis” en donde logré conectar tres cuadrangulares y producir nueve carreras en un juego.

También recuerdo una declaración de Tony Larussa, cuando ganamos el campeonato de la Serie Divisional, al ser entrevistado y le cuestionaron el por qué no había realizado un cambio de pitcher que se suponía haría, contestó: “sabía que tenían a Durazo en la banca  y lo sacarían a batear y preferí dejar al mismo lanzador. Perdí pero esas fueron las circunstancias”.

Son algunos de los momentos que nunca olvidaré entre otros.

En grandes Ligas ¿A que pitcher te gustaba enfrentarte?

Cuando cambiaron a Curt Schilling, era algo muy especial enfrentarme a él, por su calidad.

Era un reto, pero además porque me decía cosas en son de broma. Oportunidades que se presentaron  cuando lanzó para los “Filis” y  “Medias Rojas”.

El haber tenido siempre a tus padres en los juegos en que participabas ¿Era un estímulo extra?

La verdad que sí, han estado conmigo desde niño hasta la high school. Iban muy seguido al colegio a verme jugar, siempre les ha gustado mucho acompañarme, en el juego eran mi inspiración y motivación.

¿Te gustaría que tu hijo siguiera tus pasos?

No me gustaría que se dedicara al beisbol, prefiero que estudie, que haga su carrera, él sabrá elegir en su momento sobre su futuro y nosotros lo apoyaremos. (Por lo que se ve en la imagen Erubiel Jr. estará en una difícil disyuntiva).

ERUBIEL JR.

En relación a las últimas temporadas en la Liga Mexicana del Pacífico, ¿Cómo asumiste aquel cambio de “Naranjeros” a los “Águilas” de Mexicali?

Mira, todos los cambios son buenos, fue algo muy bueno para mi carrera, no reporté con “Águilas”, y jugué para “Yaquis” de Cd. Obregón, llegué con un manager muy positivo, una persona muy psicóloga, me refiero a Eddie Díaz, el me ayudó bastante, siempre me dio su apoyo.

ERUBIEL Y EDDIE

El llegar a jugar con “Yaquis” en el Espino, y escuchar el abucheo de los aficionados al pararte en la caja de bateo ¿Cómo viviste ese momento?

Bueno, eso fue parte de un trabajo, no entendí el abucheo, yo jugué muchos años aquí, yo no hice nada en contra de la gente, pero Hermosillo y Obregón han sido una rivalidad, y me tocó estar del  otro lado de la moneda.

AL BAT YAQUI

Recuerdo que en esa serie conectaste cuatro cuadrangulares ¿Al ir recorriendo las bases que sentiste?

Ya me había tocado eso cuando vine jugando con Diamonbacks, pero la situación era diferente porque al equipo lo consideraban como local y me aplaudían.

EN EL ESPINO VS PADRES

Cuando vine con “Yaquis” fue muy diferente, mucha gente vino al dolo a ver que sucedía, primeramente me abuchearon, y siguieron abucheándome, pero a lo último la gente reconoció lo que hice.

Realmente no hice nada malo, yo no quería salir de la organización, no dependía de mí, es parte de un trabajo y tenía que cumplir con la organización que estaba.

Al realizarse ese cambio se notó un cambio de actitud en Erubiel Durazo.¿A que lo atribuyes?

La experiencia y la vida misma, te van dando los golpes y vas aprendiendo de las cosas, siento con quien he estado bien y con quien he estado mal.

NARANJERO

Sin duda alguna Erubiel Durazo, en un futuro no muy lejano, al cumplir los cinco años de retiro, será un digno candidato a ser inmortalizado en el Recinto Sagrado de nuestro Beisbol.

Nuestra felicitación al que por mucho tiempo portara el jersey 44 y que fuera un ícono  de los “Naranjeros” de Hermosillo.

4to bat

¡Enhorabuena Erubiel!

Hasta la próxima y que no caiga el tercer out.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.